Un año más, el equipo de Center Waves ha podido estar presente en la ya sexta edición de Dreambeach Villaricos, la “Nueva Era” como ellos bautizaron para esta ocasión. Tras el quinto aniversario en 2015, las cosas parecían difíciles de igualar o superar pero un año más, el equipo ha vuelto a conseguir satisfacer de la mejor manera a los allí presentes.

Comenzar alabando la organización, desde el canjeo de entradas, solvencia a la hora de pedir tus tickets y/o copas, hasta el trato personal con los equipos de prensa. Un camping bien cuidado y dedicado, con música en dos escenarios, artistas destacados para los que no quieren parar de bailar y una puesta en escena que habla por sí sola.

Ahora bien, tras pasar el primer día de fiesta de bienvenida en el camping, nos adentrábamos al recinto con la vista puesta al imponente mainstage, con SFDK de fondo. Nuestro objetivo aquel día era tratar de compaginar los magníficos b2b de la Dreams Tent con la actuaciones magistrales de Kase.O, Don Diablo, Axwell ^ Ingrosso o del vencedor de la noche, Timmy Trumpet. Pero como decíamos, nuestro cuerpo pedía Techno. Así pues, pudimos disfrutar de grandes momentos como el ‘Domino’ de Oxia o los protagonizados por los maestros Oscar Mulero y Lewis Fautzi, que tiraron abajo la carpa.

Descansando para lo que venía el viernes, que no era poco, solo podemos descatacar del Main la llegada del Nº1 según DJ Mag, Martin Garrix, que hizo las delicias de sus fans más antiguos, combinando sus clásicos de Big Room con sus nuevas producciones.

Por otro lado, la actuación de Ricardo Villalobos fue espectacular, junto a la del estadounidense Maceo Plex. Tambíen disfutamos del que probablemente haya sido el mejor cierre de la historia de Dreambeach hasta la fecha, a cargo de la belga Amelie Lens.

Destacamos también la vuelta a su estilo más duro de Yellow Claw, los franceses Dirtyphonics que condujeron desde Portugal para atender su cita, la actuación de Annix junto a DJ Hype por la cancelación de Seven Lions, o, para mí, la mejor actuación de todo el festival, Virtual Riot, quien realizó un set que devuelve las esperanzas a los fans del Dubstep, magnífico el americano.

Por último, un cierre de festival con el mejor sonido Tech en dos carpas. La experiencia Red Planet cumplió con lo prometido y un soberbio Horacio Cruz que nos hizo bailar hasta “desfallecer”. Los italianos Tale Of Us fueron los auténticos campeones de la noche en la mítica carpa.

Pero para nosotros la noche respiraba y vivía Drum & Bass, con un Open Air San Miguel que estaba lleno hasta la bandera para ver a la leyenda viva Andy C, que realizó un set intenso pese a tener problemas técnicos, unos Black Sun Empire y The Upbeats que repartieron Neurofunk, nuestros nacionales que no se quedaron atrás (Kursiva, Save The Rave, OTO y Dub Elements por Hype b2b Hazard) y como no, el increíble cierre de Kings of the Rollers, presente y futuro del “dnb”.

No podemos despedirnos sin olvidarnos de mencionar la expansión de Dreambeach a Chile en enero de 2019, anunciado tras la mejor actuación del MainStage de la mano del holandés Hardwell, que lo dio todo a los 4 CDJs.

10/10 para todo el equipo de Dreambeach Villaricos, que se ha vuelto a superar en una edición más y que seguro que ya está organizando la edición del próximo año, donde volveremos a disfrutar de la mejor música electrónica a los pies del mar de Villaricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here