El pasado 12 de marzo se celebró la segunda edición de Electrofallas en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Sin embargo esta edición se realizó en los exteriores del mismo, lo que hizo que cerca de los 15.000 asistentes tuvieran que combatir las bajas temperaturas.

La primera actuación que pudimos disfrutar es la del valenciano Roberto Sanxisto. Sin duda su sesión gustó desde el primer beat hasta el último. Su set destacó por la inclusión de muchos edits e incluso un pequeño guiño al himno de la ciudad de Valencia. Cabe mencionar que recientemente ha remezclado oficialmente a Nicky Romero, cabeza de cartel de esta edición. El valenciano sin duda se desenvolvió perfectamente con toques de Progressive, Groove y mucho Electro.

Alrededor de las 23:00 llegó el turno de Sandro Ávila. El madrileño mantuvo el buen ritmo de la noche, empezando con su tema ‘Dope Haus’ y terminando con Hardstyle. La versatilidad de estilos en su set demostraron su gran habilidad y experiencia.

Los siguientes en aparecer por el escenario fueron los primeros internacionales de la noche, DBSTF. Su set nos sorprendió mucho, ya que a pesar de ser artistas de Hardstyle desarrollaron su set a 128 BPM. Pensamos que esto se debe a lo temprano de su actuación. De todos modos, el público quedó bastante satisfecho.

Marcaban la 01:30 de la madrugada y llegaba el momento de la exhibición del francés Arno Cost. Al principio comenzó algo suave pero conforme pasaba el tiempo desarrolló su set de manera curiosa y a la vez exquisita. No faltaron temas como ‘Strong’, ‘Nightventure’ o su último hit ‘1000 suns’. Éstos y muchos temas más del estilo Groove y Progressive marcaron sin duda una sesión que enamoró a los asistentes.

Era el turno de Volt & State, dos de los artistas más esperados de la noche. El dúo holandés supo muy bien como ganarse el público valenciano con sonidos muy progresivos y a la vez contundentes. Sobre todo cuando pusieron varios de sus temas conocidos como son ‘Sandcastles’ o ‘Warriors’. También supieron sorprendernos con tintes de Bass House en parte de su set. Una actuación notable.

Marcaban las 03:30 de la madrugada y era el momento más importante de la noche. El público lo esperaba ansiosamente a pesar de las grandes actuaciones anteriores. Se ponía a los platos el gran Nicky Romero. Desde el primer segundo se pudo apreciar la calidad musical del holandés. Pero además estuvo complementado por una gran cantidad de fuegos artificiales, visuales y efectos. Sin duda alguna el momento más emotivo de la noche fue cuando entró en escena junto a Nicky Romero el dúo holandés  Volt & State mientras sonaba ‘Warriors’, el tema producido por los tres.

Terminada la gran actuación del cabeza de cartel aparece uno de los artistas más representativos de este país, como es Dj Nano. El madrileño se ganó al público valenciano desde los primeros instantes, comenzando con ‘Opus’ de Eric Prydz o más adelante poniendo acapellas de temas archiconocidos como ‘Reload’ o ‘Don’t you worry child’.

Llegando el final de la noche, apareció en el escenario Quentin Mosimann, que ya es considerado uno de los artistas más versátiles de la escena. A pesar de tener uno de sus brazos lesionados nos impresionó cantando, tocando el piano, haciendo scratch… y sobre todo mostrándonos su versatilidad a los platos. Un directo totalmente recomendable.

Autor: Kevin Cano

Dejar respuesta